Monthly Archives:

diciembre 2015

Derecho Mercantil

La sociedad civil privada

Dentro de las formas de asociación empresarial, la sociedad civil privada es, muy probablemente, la más sencilla de todas. La sociedad civil privada es una asociación de personas con un proyecto empresarial común. Hay dos formas de participar en la sociedad. La primera de ellas es hacerlo como socios industriales. Esta forma de participación implica la obligación de aportar trabajo. La segunda de ellas es hacerlo como socios capitalistas, es decir, aportando capital o, en su defecto, algún tipo de bien. La sociedad civil privada no se considera una sociedad mercantil. No posee personalidad jurídica propia, por lo que su tributación no se realiza por el impuesto de sociedades, sino que se realiza por el IRPF. A este respecto, sin embargo, se ha introducido una última modificación legal. Según esta modificación, las sociedades civiles con fines mercantiles tributarán por el impuesto de sociedades a partir del 1 de enero de 2016. La opción de la sociedad civil privada, poco extendida, es recomendable para los pequeños negocios que apenas requieren inversión. Constitución de la sociedad civil privada En el contrato privado que recoge el nacimiento de la sociedad hay que indicar los siguientes datos: Actividad del negocio. Aportaciones de los socios, […]

Seguir leyendo

Derecho Penal

El delito de tráfico de drogas

El consumo de drogas, en mayores o menores cantidades, está muy extendido socialmente. No penalizando al consumidor, las autoridades legislativas han considerado tradicionalmente que la mejor manera de intentar poner coto a este tipo de consumo es penalizar a aquellas personas que trafican o mercadean con este tipo de productos. La penalización del tráfico de drogas se encuentra recogido en el artículo 368 del Código Penal. En este artículo se señala cómo puede ser sancionado todo aquél que ejecute actos de cultivo, elaboración o tráfico de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas. ¿Qué se entiende, sin embargo, por droga? Para dar una definición ajustada de droga lo mejor es recurrir a la definición que de ella da la Organización Mundial de la Salud. Esa definición es la siguiente: “cualquier sustancia terapéutica o no, que introducida en el organismo por cualquier mecanismo (ingestión, inhalación, administración intramuscular o intravenosa, etc.) es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central del consumidor provocando un cambio en su comportamiento, ya sea una alteración física o intelectual, una experimentación de nuevas sensaciones o una modificación de su estado psíquico” que lleve a la persona a la dependencia psíquica, al ascenso del nivel de tolerancia y […]

Seguir leyendo

Derecho de familia, Divorcios y separaciones

Bienes gananciales y bienes privativos

Cuando hablamos de régimen de gananciales lo estamos haciendo del régimen económico matrimonial por excelencia, el más habitual en el derecho común y el que rige en todo matrimonio (salvo en Catalunya y Baleares) si no se pacta cualquier otro en las capitulaciones matrimoniales. Según el régimen de gananciales, al casarse, hombre y mujer forman una sociedad de gananciales. La sociedad de gananciales no tiene, propiamente, personalidad jurídica. La sociedad de gananciales es una comunidad patrimonial en la que no se distinguen cuotas. La titularidad de todo lo que conforma la comunidad es una titularidad conjunta de ambos cónyuges. A través de dicha comunidad o sociedad, las ganancias o beneficios obtenidos de forma indistinta tanto por el marido como por la mujer se hacen comunes para ambos. En caso de disolución del matrimonio, dichos bienes se dividen por la mitad, y son atribuidos por mitad a cada uno de los cónyuges. Los bienes gananciales Los bienes gananciales vienen regulados en el artículo 1.347 del Código Civil. Según dicho artículo, dichos bienes son los siguientes: Los obtenidos por el trabajo o la industria de cualquiera de los cónyuges. A este grupo pertenecen los sueldos o lo que los cónyuges ganen por […]

Seguir leyendo

Extranjería

La obtención del visado

Todo extranjero que desee entrar en España deberá ir provisto de su visado. Ese visado, que debe estar en vigor y haber sido válidamente expedido, debe indicar el motivo para el que ha sido expedido. Sólo quedarán exentos de la obligación de poseer visado para poder entrar y permanecer en territorio español: Los extranjeros a los que se les aplique el régimen comunitario. Los extranjeros que sean titulares de una autorización provisional de residencia o de una tarjeta que lo acredito como diplomático. Estos dos supuestos sólo serán posibles cuando entre el Estado al que pertenece el extranjero y España se haya suscrito algún acuerdo internacional que posibilite esta opción. Para estancias de menos de tres meses o para tránsitos de menos de cinco días no necesitarán visado: los extranjeros que, con condición de refugiados, estén documentados como tales; los miembros de las tripulaciones de aviones y barcos (tanto de pasaje como comerciales) mientras dure la escala y los nacionales de países con los que España haya suscrito algún tipo de acuerdo internacional en los que se haya acordado la supresión del visado. Tipos de visado Entre los visados que un extranjero que desee entrar en España deberá solicitar podemos […]

Seguir leyendo

Alquileres y vivienda

La compra de una vivienda de segunda mano

La compra de una vivienda de segunda mano implica que el comprador deba asegurarse de la situación jurídica de la vivienda a comprar antes de firmar el contrato de compraventa. Habitualmente, las agencias inmobiliarias se encargan de asesorar tanto al vendedor de un inmueble como al comprador del mismo de las gestiones a realizar para que la compraventa de dicho inmueble se realice de manera correcta. De hecho, suele ser la misma agencia inmobiliaria quien se encarga de realizar la mayor parte de estas gestiones. Aun así, nunca está de más recordar qué se debe comprobar antes de firmar un contrato de compra de una vivienda de segunda mano. Comprobaciones Cuando se va a comprar una vivienda de segunda mano hay que comprobar, en primer lugar, que la vivienda pertenece, en verdad, al que figura como vendedor. Esto se comprueba con el Título de Propiedad. La no comprobación de ese aspecto no supondría, en su caso, mayor problema, ya que el Notario, antes de la firma de la escritura de compraventa, comprobará que el vendedor del inmueble es, en efecto, el propietario del mismo. También hay que comprobar la situación de la finca en el Registro de la Propiedad. En […]

Seguir leyendo