Monthly Archives:

junio 2019

delitos contra la Constitución
Derecho Penal

El delito de rebelión

La actualidad política española ha puesto en el punto de mira de la opinión pública un delito al que desde hacía mucho, seguramente desde el fallido golpe de estado del 23 de febrero de 1981, no se había prestado excesiva atención: el delito de rebelión. Considerada la Ley suprema, el legislador ha establecido una serie de tipos penales en la que se recogen aquellos delitos que se considera que atentan contra la misma Constitución y que, por tanto, son especialmente penados. Entre dichos delitos encontramos los delitos de rebelión y sedición. En este artículo vamos a hablar del primero, de los requisitos que se exigen para que se cumpla, de los diferentes tipos de delitos de rebelión existentes, de las diferencias que separan al delito de rebelión del delito de sedición y de las penas que se imponen para este tipo de delitos. El delito de rebelión está tipificado en el artículo 472 y siguientes del Código Penal y se define como un alzamiento violento y público contra la Constitución Española. Para que una persona pueda ser encausada por haber cometido un delito de rebelión es necesario que se den los siguientes requisitos: Ostentación pública Ocupación de las vías públicas […]

Seguir leyendo

Derecho Penal

El robo con fuerza

De entre los delitos más habituales dentro del mundo de lo penal podemos destacar, sin duda, el hurto y el robo. En el artículo “Sobre el hurto y el robo” ya hablamos de las diferencias existentes entre uno y otro delito. En esta ocasión vamos a centrarnos en el análisis del segundo y, en especial, en la modalidad del robo con fuerza. El delito de robo con fuerza es aquél que comete la persona que se apropia de un bien ajeno con ánimo de lucro, sin permiso de su legítimo dueño y empleando la “fuerza sobre las cosas” para, gracias a su uso, poder acceder al bien o bienes robados. El Código Penal determina qué puede entenderse “fuerza sobre las cosas” y, por tanto, cuándo puede hablarse de que se ha cometido un delito de robo con fuerza. Para que el acto del robo pueda entenderse como robo con fuerza debe darse, al menos, alguna de las siguientes circunstancias: Que el robo se produzca con escalamiento, es decir, que se produzca la rotura de una pared o techo, de suelo o puertas, para que el delincuente pueda acceder a aquel lugar en el que se encuentra el objeto u objetos […]

Seguir leyendo