677 00 00 **

Blog

7Jul, 15
alcoholemia

El conducir bajo los efectos del alcohol está penado por la ley. A partir de cierto grado de alcoholemia, el conductor de un vehículo puede ser condenado penalmente. ¿Cuál es dicho grado? El que señala el artículo 379 del Código Penal: 0,60 miligramos por litro en aire espirado o una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro. Por debajo de estas tasas, el conductor podrá ser sancionado administrativamente, pero no habrá incurrido en delito penal.

Si se han superado las referidas tasas de alcoholemia y, por lo tanto, se ha cometido delito, se celebrará un juicio rápido. Lo habitual en estos casos es que el abogado defensor llegue a un acuerdo con el Ministerio Fiscal antes de que el juicio llegue a celebrarse. La evidencia de la prueba acostumbra a hacer inevitable una sentencia condenatoria, por lo que lo más conveniente para el acusado es siempre llegar a este acuerdo previo al juicio. Haciéndolo, conseguirá rebajar en un tercio su condena.

¿Cuáles pueden ser las condenas por alcoholemia?

En primer lugar, se dictará la retirada del permiso de conducir por un tiempo que oscilará entre un año y cuatro años. Ese año podría convertirse en ocho meses si el acusado mostrara conformidad con la pena solicitada por el fiscal antes de iniciarse el juicio.

El acusado por alcoholemia podrá ser condenado también a:

  • una pena de prisión de 3 a 6 meses,
  • o a una pena de multa de seis a doce meses,
  • o a una pena de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Trabajos en beneficio de la comunidad

Los trabajos en beneficio de la comunidad están catalogados como una pena privativa de derechos (no como pena privativa de libertad) por el artículo 39 del Código Penal. Estos trabajos deben imponerse siempre con el consentimiento del penado por alcoholemia. En ningún caso dichos trabajos pueden atentar contra la dignidad del mismo y nunca podrán ser retribuidos. Tampoco podrán exceder de ocho horas diarias y las contingencias que pudieran ocurrir durante su desempeño estarán cubiertas por la Seguridad Social.

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria es el órgano encargado de velar por el correcto cumplimiento de la pena. Él solicita los informes pertinentes a la Administración o a las entidades públicas en las que el penado cumpla la condena para verificar que la misma se está cumpliendo de manera adecuada.

El Juez de Vigilancia Penitenciaria será informado cuando:

  • el penado se ausente injustificadamente durante dos jornadas laborales,
  • cuando el rendimiento del penado sea inferior al mínimamente exigible,
  • cuando el penado se oponga a las instrucciones que se le den o las incumpla reiteradamente,
  • cuando el comportamiento del penado haga que el responsable del trabajo se niegue a tenerlo allí.

El incumplimiento de la pena de trabajos en beneficio de la comunidad hace incurrir al penado en un delito de quebrantamiento de condena. El quebrantamiento de condena acarrea unas consecuencias jurídicas de mayor gravedad.

Tags: , ,

No Comments

Comments are closed.