677 00 00 **

Blog

22Ene, 19
atropello con un patinete eléctrico

Al menos 273 fueron los accidentes con heridos en los que, durante 2018 y en 44 ciudades española, se vio involucrado un patinete eléctrico. De esos 273 accidentes, 203 han consistido en el atropello de algún peatón por parte de algún conductor de patinete eléctrico. En Cataluña, además, se investigan dos muertes por accidentes en los que ha intervenido un patinete eléctrico. Los datos los aporta la Fiscalía y nos sirven para hacernos una idea de hasta qué punto el patinete eléctrico está ganando presencia en las ciudades españolas. Dado que, como se contempla por la estadística aportada por la Fiscalía, los accidentes provocados por este tipo de utensilios son cada vez más frecuente, no resulta extraño que mucha gente se pregunte a quién y cómo se debe reclamar cuando se ha sufrido un atropello por patinete eléctrico. En este post vamos a intentar dar una respuesta a esas preguntas.

Para empezar, hay que tener en cuenta que, de momento y hasta que no se produzca un cambio legislativo al respecto, los patinetes eléctricos no son considerados vehículos a motor. Al no ser considerados como tales, no deben cumplir con las exigencias que la ley le impone. Pese a ello, los ayuntamientos han empezado, de manera particular, a impulsar una normativa destinada a regular el uso de los patinetes eléctricos.

Pasos para reclamar

En cualquier caso, en caso de sufrir un atropello por patinete eléctrico, deberemos seguir los siguientes pasos:

  1. Hablar con el conductor del patinete y solicitar sus datos personales, su dirección y, en caso de que lo tuviera, los datos del seguro.
  2. Recopilar todas las pruebas y documentos que pudieran servir para acreditar que se ha padecido un accidente por parte de un patinete eléctrico. Para documentar tal extremo podrían servir desde fotografías hasta el parte médico correspondiente, pasando por las declaraciones de los testigos que hubieran podido presenciar el accidente.
  3. Iniciar una reclamación extrajudicial. Para iniciar dicha reclamación, la persona que haya sufrido un atropello por un patinete eléctrico, deberá enviar una carta al conductor del patinete exponiendo los hechos al detalle. ¿Cuánto tiempo tiene la persona accidentada para enviar dicha carta? Un año desde que recibiera el parte de alta médica por las lesiones causadas por el atropello.

En caso de que la otra parte no respondiera a esta carta o diera una respuesta insatisfactoria para los interesas de la persona atropellada por un patinete eléctrico, ésta debería iniciar la reclamación por la vía judicial.

Como hemos indicado anteriormente, cada ayuntamiento que ha decidido enfrentarse al problema viario que en ocasiones puede provocar el uso cada vez más habitual del patinete eléctrico por parte de los ciudadanos ha empezado a crear y a aplicar su propia normativa. La ciudad española pionera en este tipo de normativa es Barcelona. Su Ayuntamiento ha elaborado una normativa que servirá, cuando este año de 2019 entre en vigor, para regular la circulación de patinetes eléctricos, ruedas eléctricas y segways.

Paralelamente a las normativas que están siendo elaboradas y aprobadas por distintos ayuntamientos del Estado, la Dirección General de Tráfico (DGT) tiene también la intención de establecer una mínima legislación sobre los patinetes eléctricos. Entre las normas que la DGT quiere aprobar figura la prohibición de circular por la acera, utilizar auriculares o desplazarse por encima del límite de 25 kilómetros por hora.

Hay expertos en Derecho que opinan que, al poseer las mismas características técnicas en cuanto a potencia de motor o velocidad punta que los ciclomotores, los patinetes eléctricos y sus conductores pueden, en caso de accidente, estar sujetos a lo que dictamine el Código Penal. Así, en caso de accidente mortal provocado por un patinete eléctrico, el conductor de éste podría llegar a ser castigado con una pena de prisión de entre uno y cuatro años de prisión. Por su parte, si el patinete eléctrico, a causa de una imprudencia grave de su conductor, causara lesiones a otra persona, la pena impuesta al primero podría llegar a ser de entre tres meses y tres años de cárcel.

¿Qué se consideraría imprudencia a la hora de conducir un patinete eléctrico? Hacerlo de manera indebida, bajo los efectos del alcohol o las drogas o utilizando el móvil.

Por todos estos motivos es por lo que los expertos recomiendan contratar un seguro de responsabilidad civil. Las diferentes compañías aseguradoras ofrecen diferentes seguros para patinetes eléctricos cuyo coste oscila alrededor de los 23 euros al año y que sirven para cubrir los daños derivados del uso de lo que se conoce genéricamente como VMP o vehículos de movilidad personal. En la mayor parte de los casos, la responsabilidad civil que se cubre con un seguro de este tipo tiene un límite de 60.000 euros. Por ese mismo precio, los seguros para patinetes eléctricos incluyen la defensa penal y la reclamación de daños por partes de terceros de hasta 6.000 euros. Como sucede con todos los seguros, todas las cifras referidas pueden elevarse elevándose al mismo tiempo la prima anual. Así, una prima anual de unos 60 euros serviría para cubrir una responsabilidad civil de hasta 150.000 y, en algunos casos, 300.000 euros.

Tags: ,

No Comments

Comments are closed.