677 00 00 **

Blog

11May, 16
ere

Se conoce como expediente de regulación de empleo (ERE) a aquel procedimiento mediante el cual se solicita a la autoridad laboral que se suspendan o extingan de manera definitiva las relaciones laborales entre una empresa y sus empleados.

El período de consultas

El procedimiento del ERE se iniciará siempre que se supere un número determinado de despidos y se iniciará siempre del mismo modo: iniciando un período de consulta con los representantes legales de los trabajadores. La apertura de este período de consultas se comunicará a los representantes legales de los trabajadores mediante un escrito.

Dicho período de consultas no puede ser menor a treinta días naturales (quince en el caso de empresas de menos de 50 trabajadores). En dicho período de consultas se tratará sobre las causas motivadoras del ERE y la posibilidad de evitar o reducir sus efectos. También se tratará sobre la viabilidad de la empresa y sobre su continuidad.

Una vez finalizado el proceso de consultas, la empresa deberá comunicar a la autoridad laboral competente su voluntad de proceder a los despidos. Para ello, deberá entregarse la solicitud de aprobación del expediente de regulación de empleo (ERE) a la referida autoridad laboral. Dicha solicitud deberá ir acompañada de la documentación precisa (una memoria) para acreditar las causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que motivan los despidos. Junto a dicha documentación se aportará un informe que recoja la justificación de las medidas a adoptar y un duplicado del escrito entregado a los representantes legales de los trabajadores comunicando la apertura del período de consultas.

Existen algunos casos, sin embargo, en los que la empresa no deberá solicitar la autorización administrativa. Esos casos son los de declaración de quiebra (cuando los síndicos han acordado la no continuidad de la empresa) y aquéllos en los que una autoridad judicial haya decretado el cese de la actividad.

Dentro de la legislación y normativas que afectan al expediente de regulación de empleo y a los trámites relacionados con él existe una modalidad de ERE que, aunque poco habitual encuentra acomodo leal en nuestra legislación. Dicha modalidad es la que se da cuando son los trabajadores quienes, a través de sus representantes, solicitan la incoación del ERE. ¿Cuándo actúan los trabajadores así? Cuando presuman que la no incoación del expediente de regulación de empleo por parte del empresario puede acarrearles algún perjuicio de difícil o imposible reparación.

Actuación de la autoridad laboral

La misión de la autoridad laboral una vez recibida la solicitud de aprobación del ERE será la siguiente:

  • Comprobar que reúne los requisitos legales exigidos.
  • Comunicar la iniciación del expediente de regulación de empleo a la entidad que se encargue de gestionar las prestaciones por desempleo.
  • Solicitar informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social sobre la causa motivadora del ERE.
  • Solicitar todos los informes que fueran necesarios a las diferentes partes.

Tras finalizar el período de consulta con los representantes de los trabajadores pueden suceder dos cosas: que haya acuerdo entre las partes (empresa y trabajadores) o que no lo haya.

Si hay acuerdo, la autoridad laboral procederá a dictar resolución de ERE en un plazo de quince días naturales autorizando la extinción de las relaciones laborales. En caso de que, pasado ese plazo, la autoridad laboral no se hubiera pronunciado, se entenderá que el ERE está autorizado.

Si no hay acuerdo entre empresa y trabajadores será la autoridad laboral la que dictará una resolución estimatoria o desestimatoria total o parcial de la solicitud de la empresa. Dicha resolución se dictará en un plazo de quince días naturales a partir de la comunicación a la autoridad laboral de la conclusión del período de consultas. Transcurrido dicho plazo, la inexistencia de una resolución será tomado como autorizado el expediente de regulación de empleo en los mismos términos en que haya sido elaborada la solicitud.

Una vez dictada la resolución del expediente de regulación de empleo, la empresa puede hacer dos cosas:

  • Extinguir los contratos de trabajo.
  • Recurrir la resolución si no se está de acuerdo con ella.

Los trabajadores, por su parte, pueden recurrir la resolución si no se está de acuerdo con ella o, en su defecto, solicitar la prestación de desempleo ante el Servicio Público de Empleo Estatal.

La indemnización en el ERE

Todos aquellos trabajadores que hayan sido afectados por un ERE podrán cobrar una indemnización de veinte días de salario por año trabajado, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año y con un máximo de doce mensualidades. En algunos casos, y si se comprueba la imposibilidad de la empresa para hacer frente al pago de dicha indemnización, la Autoridad Laboral puede acordar que la totalidad o parte de la misma sea satisfecha por el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA).

Tags: , , ,

No Comments

Comments are closed.