Navegando Etiqueta

código penal

delito intentado
Derecho Penal

La tentativa de delito

El Código Penal, en su artículo 16.1, recoge y define lo que en Derecho Penal se conoce como tentativa de delito con las siguientes palabras: «Hay tentativa cuando el sujeto da principio a la ejecución del delito directamente por hechos exteriores, practicando todos o parte de los actos que objetivamente deberían producir el resultado, y sin embargo éste no se produce por causas independientes de tal voluntad del autor». Si tuviéramos que hablar de una manera más sencilla sobre lo que es la tentativa de delito pondríamos el ejemplo de la persona que, queriendo matar a otra, dispara sobre ella sin conseguir matarla. Que el autor del disparo no haya matado a la otra persona no quiere decir que no haya cometido un delito. El mismo artículo 16 del Código Penal, sin embargo, matiza dos situaciones en las que no existiría, finalmente, responsabilidad penal respecto a la tentativa de delito: La primera de ellas viene recogida en el artículo 16.2. Según éste, quedará exento de responsabilidad penal por el delito intentado quien evite voluntariamente la consumación del mismo, bien desistiendo de la ejecución ya iniciada, bien impidiendo la producción del resultado, sin perjuicio de la responsabilidad en que pudiera haber […]

Seguir leyendo

error de prohibición
Derecho Penal

El error de prohibición

En nuestro artículo “Eximentes, atenuantes y agravantes del delito” recogíamos los factores principales que, según indican los artículos 19 y 20 del Código Penal, podían servir para matizar la responsabilidad penal en caso de que se hubiera cometido un delito. En esta ocasión vamos a tratar de una de las causas que provocan la exclusión de la responsabilidad penal: el llamado error de prohibición. ¿Cuándo se produce lo que se llama error de prohibición? Cuando la persona que delinquió no sabía que lo estaba haciendo. Para que el error de prohibición quede probado, quien ha delinquido debe acreditar fehacientemente que, en el momento de delinquir, no sabía que el acto que estaba cometiendo estaba tipificado como delito. Como error de prohibición no puede considerarse aquel acto en el que el delincuente, pensando cometer un delito leve, comete uno grave. El Tribunal Supremo, por su parte, determinó en una sentencia dictada el 2 de febrero de 2004 que el acusado tampoco puede invocar el error de prohibición cuando ha cometido alguna infracción “de carácter natural o elemental, cuya ilicitud es notoria y evidente y de comprensión y constancia generalizada”. Es decir: que el acusado no podrá recurrir a la alegación de […]

Seguir leyendo

Derecho Penal

La simulación de delito y la denuncia falsa

Uno de los hechos delictivos que acostumbran a multiplicarse en tiempos de crisis es la de la simulación de delitos. El número de personas que, con la intención de engañar a las compañías aseguradoras, simulan un delito, aumenta de manera notable. Una de las maneras más habituales de simular un delito consiste en denunciar un robo inexistente. Simular un delito provocando actuaciones procesales está tipificado como delito en el artículo 457 del Código Penal. Este artículo señala que dicho delito está castigado con una multa de seis a doce meses. ¿En qué puede consistir la simulación de un delito? En autoinculparse de ser responsable de una infracción penal o simular ser víctima cuando no es así. En denunciar una infracción penal inexistente sin simular ser responsable o víctima. Para que esta simulación se convierta en delito deben darse dos circunstancias: Que la simulación o denuncia se realice ante un funcionario (bien sea judicial, bien administrativo) que tenga el deber de proceder a la averiguación del hecho denunciado. Que se inicien actuaciones procesales debido a dicha denuncia. Una vez iniciadas las actuaciones procesales, una retractación no tendría validez alguna y el hecho de la simulación sería igualmente perseguible judicialmente. Si, por […]

Seguir leyendo

Derecho Penal

Eximentes, atenuantes y agravantes del delito

La comisión de un acto criminal ya implica una responsabilidad. Quien comete un acto criminal es responsable de él. Eso sí: esa responsabilidad puede ser matizada dependiendo de diversos factores. La matización puede ser para aumentar el grado de responsabilidad, para reducirlo o para, en un extremo máximo, eximirlo. En el primer caso hablaríamos de factores agravantes; en el segundo, de atenuantes; y en el tercero y último, de eximentes. Circunstancias eximentes En determinadas circunstancias, la conducta del presunto culpable puede considerarse falta de responsabilidad o incluso no delictiva. ¿Qué circunstancias son las que pueden eximir a un presunto culpable de la comisión de un delito? Alguna de las siguientes: Que hayan existido y sean comprobables alteraciones de carácter psíquico que hayan impedido al sujeto controlarse o comprender el sentido delictivo y negativo de su conducta. Cuando, debida a esa alteración psíquica, se produce una ofuscación súbita del individuo, hablamos de un trastorno mental transitorio. Que el delito se haya cometido bajo los efectos de algún tipo de sustancia tóxica, estupefaciente o psicotrópica o bajo los efectos del alcohol. También puede actuar como eximente el hecho de que el delito se haya cometido bajo el síndrome de abstinencia. No se […]

Seguir leyendo