Navegando Etiqueta

contratos de trabajo

Derecho Mercantil

La sucesión de empresa

El concepto de sucesión de empresa hace referencia al acto en el que una empresa cambia de titularidad, produciéndose un cambio en la figura del empresario. Ese cambio en la titularidad de la empresa no debe modificar, en principio, las condiciones de los contratos de trabajo. El Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 44, define la sucesión de empresa con las siguientes palabras: “el cambio de titularidad de una empresa, de un centro de trabajo o de una unidad productiva cuando la transmisión afecte a una entidad económica que mantenga su identidad, entendida como un conjunto de medios organizados a fin de llevar a cabo una actividad económica, esencial o accesoria”. Las causas que provocan el cambio de empleador pueden ser muy variadas: Cambio de nombre de la empresa. Cambio de la forma jurídica de la empresa. Un ejemplo: cambia de ser una sociedad limitada (SL) a ser una sociedad anónima (SA). Otro: que el trabajador esté contratado por un empresario individual y que éste constituya una empresa. Compra de una sociedad por parte de otra. Fusión con otra sociedad. Efectos para los trabajadores La sucesión de empresa no implica un fin de la relación laboral entre la empresa […]

Seguir leyendo

Derecho Laboral

Despido procedente y despido improcedente

Cuando se habla de despido se acostumbra a distinguir si éste se trata de un despido procedente o, por el contrario, se trata de un despido improcedente. Más allá de la diferente indemnización que puede obtenerse en un caso u otro, interesa distinguir entre el despido procedente y el improcedente para saber hasta qué punto es posible conseguir la reinserción laboral en el mismo puesto de trabajo. Un trabajador despedido de manera procedente no podrá reintegrarse en el puesto de trabajo que ocupaba antes de ser despedido; un trabajador despedido improcedentemente, sí. El despido procedente A la hora de hablar del despido procedente debemos diferenciar si dicho despido es individual o, por el contrario, es un despido colectivo. El primero se regula en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores. El despido colectivo, por su parte, se regula en el artículo 51. ¿Cuándo puede producirse el despido procedente individual? Cuando se produzca alguno de los siguientes caso: Que, tras ser colocado en la empresa, y sin conocimiento previo de la misma, se conociera la ineptitud del trabajador para el desempeño del trabajo para el que había sido contratado. Que, tras realizar la empresa modificaciones técnicas y haber ofrecido al […]

Seguir leyendo

Derecho Laboral

El recurso de suplicación

En el procedimiento laboral no existe el recurso de apelación. ¿Quiere eso decir que una sentencia dictada por un Juzgado de lo Social es inapelable? No exactamente. En el orden jurisdiccional laboral existe una figura jurídica, el recurso de suplicación, que sólo existe en este orden. Más semejante al recurso de casación que al recurso de apelación, el recurso de suplicación se interpone ante las Salas de lo Social de los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas con la finalidad de: Reponer al Estado los autos recurridos para devolverlos a aquel instante en que, considerándose que se han infringido normas o garantías de procedimiento, se entiende que se ha producido indefensión. Revisar los hechos que se consideran probados a la vista de las pruebas documentales y de las pruebas periciales practicadas. Examinar las infracciones de normas sustantivas o de la jurisprudencia. Resoluciones recurribles en suplicación ¿Qué resoluciones son susceptibles de ser recurridas en suplicación? Por regla general, pueden ser recurridas en suplicación todas aquellas sentencias que hayan sido dictadas por Juzgados de lo Social sea cual sea su asunto y, en especial, y entre otras, todas las siguientes: Las sentencias de los procesos de despido. Las sentencias que […]

Seguir leyendo

Derecho Laboral

La nómina

Toda aquella persona que tiene la suerte de trabajar y de hacerlo en base a un contrato de trabajo (nunca hay que olvidar que estamos en un país en el que una cosa y la otra no tienen por qué ir obligatoriamente de la mano) pasa por esa experiencia una vez al mes: la empresa le hace entrega de la nómina o, dicho de otro modo, del documento en que se especifica lo cobrado por el trabajador y los conceptos por los que dicho trabajador recibe el dinero que conforma su salario. Que un empleado reciba mensualmente ese documento no quiere decir, ni mucho menos, que lo entienda o comprenda. Son muchos los trabajadores que ven limitada su preocupación al hecho de cobrar su salario sin, por ello, detenerse a estudiar en concepto de qué recibe sus emolumentos. Sin duda, esta actitud es un tanto irresponsable por parte del trabajador. Entender la nómina y sus complementos es fundamental para saber, por ejemplo, qué subsidio de desempleo le correspondería a un trabajador que se quedara en paro. Veamos, pues, cuáles son las partes fundamentales de la nómina y qué tipo de percepciones y deducciones se incluyen en ella para, de ese […]

Seguir leyendo

Derecho Laboral, Derecho Mercantil

Los TRADE o trabajadores autónomos dependientes

Cuando se aprobó el Estatuto del Trabajo Autónomo se aprobó la figura del trabajador autónomo dependiente o TRADE. El autónomo dependiente es aquel trabajador autónomo que realiza su actividad económica o profesional para una empresa o cliente del que percibe al menos el 75% de sus ingresos. La figura del trabajador autónomo dependiente está regulada por el Real Decreto 197/2009, de 23 de febrero. Esta figura ha creado mucha controversia ya que, en el fondo, lo que ha ocultado en muchas ocasiones es la aparición de los llamados “falsos autónomos”, es decir: aquellos trabajadores que, para que la empresa evite un contrato laboral y ahorre en los seguros sociales, son contratados por ella en la modalidad de TRADE. El contrato TRADE Entre el trabajador autónomo dependiente y esa empresa o cliente del que el TRADE percibe un mínimo del 75% de sus ingresos debe firmarse un contrato mercantil por escrito (que siempre será comercial, nunca laboral) en el que se recoja: La identificación de las partes. El objeto y causa del contrato. La duración máxima de la jornada de la actividad. El régimen de vacaciones o interrupción anual de la actividad. Ese tiempo será, como mínimo, de 18 días de […]

Seguir leyendo

Derecho Laboral

El derecho a la huelga en España

El derecho a la huelga figura entre los derechos fundamentales de la Constitución Española. Como tal está recogido en su artículo 28. En dicho artículo puede leerse: “se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses”. Como derecho fundamental que es, el derecho a la huelga debería desarrollarse mediante una Ley Orgánica. Y decimos debería porque, entre todos los derechos, es el único que carece de dicho desarrollo. Así, la huelga en España está regulada por el Real Decreto-Ley 17/1977 de 4 de marzo, sobre Relaciones de Trabajo. Este Real Decreto-Ley (pre-constitucional) fue modificado parcialmente y reinterpretado a raíz de una sentencia dictada por el Tribunal Constitucional. Esa sentencia es la 11/1981, de 8 de abril. Como huelga se entiende la interrupción colectiva del trabajo que está directamente relacionada con los intereses profesionales de los trabajadores. Esta interrupción del trabajo no puede, a nivel individual, acarrear ningún tipo de sanción por parte de la empresa a aquellos trabajadores que, en un momento determinado, decidan ejercer su derecho a la huelga. La limitación o impedimento del derecho a la huelga está tipificado como delito en el Código Penal. A dicho delito le corresponde una […]

Seguir leyendo

Derecho Laboral

Extinción de los contratos laborales por jubilación, muerte o incapacidad del empresario

¿Qué sucede con los contratos que liga a trabajador y empresa cuando el empresario muere, se jubila o es declarado incapaz? Estos supuestos son recogidos por el Estatuto de los Trabajadores en su artículo 49.1. Según dicho artículo, la extinción del contrato de trabajo puede producirse cuando: El empresario fallezca y el negocio no sea continuado por los herederos ni éste sea vendido produciéndose una sucesión de empresa. La incapacidad del empresario, física o profesional, sea declarada judicialmente. El empresario se jubile ajustándose a las normas de la Seguridad Social, es decir, habiendo cumplido el tiempo de cotización necesario para cobrar una pensión de jubilación. En cualquiera de estos casos, el trabajador tiene derecho a una indemnización cuya cuantía sería igual a un mes de salario. ¿Qué sucede si, dándose cualquiera de los casos anteriores, la empresa no puede hacer frente al pago de dicha indemnización legal? En este caso, se procederá de diferente forma según el empresario actúe a través de una sociedad mercantil, adopte la forma de empresario individual u opte por la modalidad de sucesión de empresa. Sociedades mercantiles Cuando el empresario actúa a través de una sociedad mercantil (bien sea sociedad anónima, lo sea limitada o […]

Seguir leyendo

Derecho Laboral, Derecho Penal

Sobre el mobbing o acoso laboral

A principios de los años 90 empezó a introducirse en algunas legislaciones internacionales el concepto de mobbing. Creado por el científico sueco Heinz Leymann durante la década de los ochenta, con este nombre se pretende definir toda acción que conduce a producir miedo, terror, desánimo o desprecio en un trabajador hacia su trabajo. El mobbing no hay que confundirlo con lo que se conoce como burn out o síndrome del quemado. Padece este síndrome la persona que, bien sea por volumen de trabajo que se soporta, bien por sus propias circunstancias físicas y psíquicas, se siente incapaz de desarrollarlo correctamente o padece debido a su realización un cansancio físico o psicológico que excede los límites de lo que se considera normal. La persona que sufre mobbing o acoso laboral debe ser diferenciada también de lo que se conoce con el nombre de persona estresada. El estresado es aquella persona que acaba siendo más susceptible de lo normal a las tensiones del trabajo y debido a diversas circunstancias individuales o familiares. El mobbing, al contrario que el burn out o el estrés, se produce de manera intencionada. Para delimitar los casos de mobbing y su gravedad hay que tener en cuenta […]

Seguir leyendo

Derecho Laboral

El expediente de regulación de empleo (ERE)

Se conoce como expediente de regulación de empleo (ERE) a aquel procedimiento mediante el cual se solicita a la autoridad laboral que se suspendan o extingan de manera definitiva las relaciones laborales entre una empresa y sus empleados. El período de consultas El procedimiento del ERE se iniciará siempre que se supere un número determinado de despidos y se iniciará siempre del mismo modo: iniciando un período de consulta con los representantes legales de los trabajadores. La apertura de este período de consultas se comunicará a los representantes legales de los trabajadores mediante un escrito. Dicho período de consultas no puede ser menor a treinta días naturales (quince en el caso de empresas de menos de 50 trabajadores). En dicho período de consultas se tratará sobre las causas motivadoras del ERE y la posibilidad de evitar o reducir sus efectos. También se tratará sobre la viabilidad de la empresa y sobre su continuidad. Una vez finalizado el proceso de consultas, la empresa deberá comunicar a la autoridad laboral competente su voluntad de proceder a los despidos. Para ello, deberá entregarse la solicitud de aprobación del expediente de regulación de empleo (ERE) a la referida autoridad laboral. Dicha solicitud deberá ir […]

Seguir leyendo

Derecho Laboral

La reclamación ante el Juzgado de lo Social. El juicio social.

Un trabajador tiene la posibilidad de acudir a los Juzgados de lo Social para reclamar contra cualquier tipo de decisión que, tomada por la empresa, implique una extinción o modificación del contrato de trabajo. También podrá acudir cuando desee reclamar unas cantidades adeudadas por la empresa o cuando se plantee algún tipo de conflicto que no pueda resolverse de otro modo. Hay una serie de conflictos, sin embargo, que no pueden ser reclamados siguiendo los pasos que vamos a comentar en este post. Esos conflictos a los que nos referimos son: Los que versan sobre la Seguridad Social. Las que hacen referencia al disfrute de las vacaciones. Las relativas a materia electoral. Las referentes a la movilidad geográfica y a la modificación sustancial de las condiciones de trabajo. La suspensión del contrato y reducción de jornada por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor. Las relativas a los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Los de impugnación de convenios colectivos, los de impugnación de los estatutos de los sindicatos o de su modificación. Los de tutela de los derechos fundamentales y libertades públicas. Los procesos de anulación de laudos arbitrales y […]

Seguir leyendo

Derecho Laboral

Capitalizar el paro. El pago único.

En estos tiempos que corren resulta habitual encontrarse con personas que, de un modo u otro, han tenido que depender de la prestación por desempleo para poder vivir. Así, los trámites necesarios para obtener dicha prestación se han convertido en tema de conversación habitual. Seguramente, en el seno de dichas conversaciones habrá surgido alguna vez la expresión “capitalizar el paro”. ¿A qué se refiere exactamente dicha expresión? Básicamente, a la posibilidad que tiene un desempleado para solicitar un pago único por el que se cobre todo lo que quede por cobrar de la prestación de desempleo que le corresponda para, con ello, poder financiar la inversión necesaria para iniciar un nuevo negocio o pagar las cuotas como autónomo a la Seguridad Social. Esta posibilidad de capitalizar el paro ya existía, pero la ley 31/2015, que entró en vigor el 10 de octubre del pasado año, ha introducido una serie de novedades en el proceso del pago único. Por ejemplo: ahora es posible darse de alta en el Régimen de Autónomos mientras se sigue cobrando la prestación por desempleo. También se dispone un abanico más amplio de posibilidades para solicitar el pago único de la prestación para capitalizar el paro. La […]

Seguir leyendo

Extranjería

La obtención del visado

Todo extranjero que desee entrar en España deberá ir provisto de su visado. Ese visado, que debe estar en vigor y haber sido válidamente expedido, debe indicar el motivo para el que ha sido expedido. Sólo quedarán exentos de la obligación de poseer visado para poder entrar y permanecer en territorio español: Los extranjeros a los que se les aplique el régimen comunitario. Los extranjeros que sean titulares de una autorización provisional de residencia o de una tarjeta que lo acredito como diplomático. Estos dos supuestos sólo serán posibles cuando entre el Estado al que pertenece el extranjero y España se haya suscrito algún acuerdo internacional que posibilite esta opción. Para estancias de menos de tres meses o para tránsitos de menos de cinco días no necesitarán visado: los extranjeros que, con condición de refugiados, estén documentados como tales; los miembros de las tripulaciones de aviones y barcos (tanto de pasaje como comerciales) mientras dure la escala y los nacionales de países con los que España haya suscrito algún tipo de acuerdo internacional en los que se haya acordado la supresión del visado. Tipos de visado Entre los visados que un extranjero que desee entrar en España deberá solicitar podemos […]

Seguir leyendo