Navegando Etiqueta

deudas

moratoria en pago de alquileres
Alquileres y vivienda

El aplazamiento del pago de alquileres por el Coronavirus

La pandemia del Coronavirus y sus efectos sobre la economía ha obligado al Gobierno de España a tomar una serie de medidas. Entre ellas figura la de solicitud de aplazamiento del pago del alquiler en arrendamientos de locales de negocio o industria o, según su denominación técnica, “arrendamientos para uso distinto del de vivienda”. Dicha medida fue aprobada mediante el Real Decreto–Ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo. En dicho Real Decreto-Ley, en sus artículos del 1 al 5, viene recogida la moratoria en el pago de la renta en contratos de arrendamiento de local o de industria que vamos a comentar en este artículo. El Real Decreto-Ley aprobado por el Gobierno, teniendo en cuenta el tipo de arrendador, distingue entre dos tipos de situaciones: El arrendador es un gran tenedor, es decir una empresa, entidad pública de vivienda o una persona física o jurídica que posea más de diez inmuebles urbanos o que sea propietaria de una superficie construida de más de 1.500 metros cuadrados. El arrendador es un tipo de arrendador distinto al descrito en el punto anterior, es decir: no es considerado un gran tenedor. Una persona […]

Seguir leyendo

aplazamiento del pago de la hipoteca
Impagados y deudas

Moratoria hipotecaria y COVID-19

El pasado 18 de marzo, el Gobierno publicó en el BOE el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, mediante el cual se tomaban una serie de medidas extraordinarias y urgentes con las que se pretende hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 o Coronavirus. Algunos de esos artículos hacen referencia a la llamada moratoria hipotecaria. Con la aplicación práctica de dichos artículos se intenta proteger a aquellas personas que, habiendo firmado una hipoteca y estando, por tanto, endeudados en el pago de un préstamo hipotecario, se encuentran, debido al COVID-19, en situación de vulnerabilidad económica. La moratoria hipotecaria recogida en el Real Decreto-ley 8/2020 prevé que puedan solicitar la suspensión temporal de los pagos de la hipoteca todos aquellos deudores que, cumpliendo los requisitos previstos en dicho Real Decreto-ley, hayan visto afectada de manera negativa su situación financiera a consecuencia de los perniciosos efectos económicos del Coronavirus. Esta suspensión temporal del pago de la hipoteca, además, no puede suponer para el hipotecado el pago futuro de más intereses derivados del aplazamiento del pago de su cuota. Al mismo tiempo, hay que resaltar que la moratoria hipotecaria aprobada por el Gobierno de España es, como su propio nombre […]

Seguir leyendo

acto de conciliacion laboral
Derecho Laboral

El acto de conciliación laboral: papeleta y procedimiento

Todo contrato de trabajo establece una serie de obligaciones, tanto para el trabajador como para el empresario. La principal obligación del trabajador es, lógicamente, realizar el trabajo tal y como se recoja en los términos del contrato. Por su parte, la del empleador o empresario es abonar, de manera puntual, el salario acordado entre ambas partes. Si el empresario incumpliera dicha obligación, el trabajador podría optar entre dos opciones: Reclamar las cantidades adeudadas bien extrajudicialmente, bien judicialmente. Solicitar la extinción de la relación laboral con derecho a indemnización por despido improcedente en caso de que los impagos o los retrasos reiterados en el abono del salario fueran de carácter grave. El escoger una de las opciones para reclamar salarios atrasados no implica, en modo alguno, el renunciar a la otra. Es más: en un mismo procedimiento, el trabajador al que se le adeudan salarios puede solicitar la extinción de la relación laboral y la reclamación de las cantidades adeudadas. La papeleta de conciliación laboral Antes de iniciar cualquiera de las acciones, sin embargo, es obligatorio realizar un intento extrajudicial consistente en la celebración de un acto de conciliación laboral que se inicia con la presentación de lo que se llama […]

Seguir leyendo

Impagados y deudas

El contrato de factoring

Con el nombre de factoring se conoce aquella operación financiera que sirve a un empresario para ceder facturas o cualquier otro tipo de documento de crédito, pendientes de cobrar, a una empresa especializada en cobros. Esta empresa, a la que se la llama empresa de factoring, se encarga de gestionar las facturas pendientes de cobro de otras empresas y de reembolsarlas al patrimonio del empresario a cambio de un porcentaje o comisión. Para que la empresa de factoring pueda cumplir su labor, el cliente de la misma debe facilitar toda la información sobre las deudas pendientes y debe informar al deudor de la factura o facturas en cuestión que las mismas han pasado a manos de la empresa de factoring. El empresario que desea contratar una empresa de factoring lo hará asumiendo una serie de ventajas y de desventajas. De entre las ventajas, la principal es que a la empresa que contrata a una empresa de factoring le puede ser muy útil si posee problemas de liquidez o un gran volumen de cobros pendientes. El principal inconveniente, sin embargo, es que las empresas de factoring suelen exigir a sus clientes no el cobrar una factura en particular, sino el ser […]

Seguir leyendo

Herencias y testamentos

La herencia yacente

Cuando fallece una persona se abre lo que se conoce como proceso sucesorio. Dentro de este proceso sucesorio podemos distinguir cuatro fases: Apertura de la sucesión. Llamamiento a herederos. Delación hereditaria. Aceptación de la herencia. Entre la apertura de la sucesión y la aceptación de la herencia transcurre un período de tiempo. Durante ese período de tiempo, las relaciones jurídicas íntegras de la herencia carecen de titular. Durante ese período de tiempo, se dice que la herencia está yacente y, careciendo de un titular determinado, los bienes, derechos y obligaciones contenidos en la herencia se hallan en un estado de indeterminación. Antes de que los herederos acepten la herencia y, por tanto, ésta deje de ser yacente, la herencia debe ser administrada. No en vano, la herencia yacente puede ser sujeto pleno de derechos y obligaciones, es decir, puede ser demandada y puede ejercitar acciones judiciales. En nombre de la herencia yacente se pueden firmar contratos y se puede, también, adquirir determinados bienes. La incertidumbre que afecta, por su propia naturaleza, a la herencia yacente debe ser compensada de alguna manera. Para ello, se establecen: Cauces necesarios para que la vida jurídica del conjunto patrimonial no se vea interrumpida. Cautelas […]

Seguir leyendo

Impagados y deudas

El reconocimiento de deuda

No hay que perder el tiempo buscando cuál es la regulación de lo que se conoce como reconocimiento de deuda. No encontraremos allí un precepto legal que lo regule. El reconocimiento de deuda es una figura creada por la jurisprudencia y permitida por el principio de la autonomía privada o de la libertad contractual reconocido en el artículo 1255 del Código Civil. Dicho artículo establece que los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral o al orden público. Basándose en dicho artículo, el deudor tiene la capacidad de, mediante ese negocio jurídico que es el reconocimiento de deuda, reconocer como existente en su contra una deuda en beneficio de un acreedor. Con ese reconocimiento, el deudor hace nacer a favor del acreedor una acción para hacer efectivo, frente al deudor, su derecho al cobro de la deuda reconocida. El reconocimiento de deuda no debe ser entendido exactamente como un contrato. Lo que el deudor hace al plasmar en el documento lo que se llama reconocimiento de deuda es reconocer que, a una fecha concreta, existe una deuda previamente contraída por un concepto determinado. Al […]

Seguir leyendo

Impagados y deudas

Beneficios del avalista: excusión, división y orden

Avalar siempre implica un riesgo. Quien avala acepta cubrir los impagos de su avalado y responde con todo su patrimonio pasado y futuro. Lo vimos cuando analizamos el papel del avalista en nuestro artículo “Diferencias entre aval e hipoteca”. Esto se hace especialmente patente en el caso de los avales hipotecarios. Y es que el avalista hipotecario, al convertirse en avalista solidario del firmante de un contrato hipotecario, renuncia a una serie de derechos de los que suele gozar el avalista en relación con la deuda. Esos derechos a los que el avalista solidario renuncia son los derechos de excusión, de beneficio de orden y de división. Veamos en qué consiste cada uno de esos derechos y analicemos con especial atención el llamado beneficio de excusión. El beneficio o derecho de excusión El beneficio o derecho de excusión es el derecho que asiste a todo avalista para oponerse al pago de lo adeudado mientras el deudor principal o preferente tenga bienes suficientes para hacer frente a dicho pago. En el Código Civil viene recogido este derecho explícitamente cuando se especifica que “el fiador [avalista] no puede ser compelido a pagar al acreedor sin hacerse antes excusión de todos los bienes […]

Seguir leyendo

Derecho Fiscal, Impagados y deudas

¿Cómo se pueden aplazar las deudas con Hacienda?

¿Se pueden aplazar las deudas con Hacienda? La respuesta es sí. En tiempos en los que el acceso al crédito no es demasiado sencillo, aplazar o fraccionar una deuda con Hacienda puede servir para conseguir un colchón de dinero que siempre puede servir para salvar a una empresa en una situación delicada. El régimen de aplazamientos de las deudas con Hacienda está en la actualidad regulado por el Real Decreto-Ley 3/2016. Dicho Real Decreto-Ley endurecía la legislación vigente hasta su promulgación hasta el punto de que impedía al contribuyente, a los autónomos y a las pymes el aplazar el pago de impuestos con carácter genérico a excepción del no cobrado. La promulgación del Real Decreto-Ley 3/2016 hizo que los autónomos pusieran el grito en el cielo. Protestaron ante el Gobierno y solicitaron una corrección de la nueva regulación. Tras la petición, los autónomos anunciaron que habían arrancado al gobierno una promesa: podrían, sin necesidad de aval ni garantía, seguir aplazando las deudas no cobradas. La experiencia ha demostrado que el Gobierno ha cumplido su promesa. Autónomos y pymes pueden, por el momento, aplazar el IVA no cobrado. Así, de facto, se volvía a la anterior legislación con una pequeña variación: […]

Seguir leyendo

Derecho Mercantil, Impagados y deudas

La cesión de crédito

Un crédito del que se es acreedor es parte del activo de una empresa o particular. Como tal activo puede cederse a otra persona convirtiendo a esa persona a la que se cede los derechos crediticios en nuevo acreedor del crédito referido. En la cesión de créditos intervienen dos partes. Por un lado, el acreedor original, que es quien cede el crédito. Esta parte recibe el nombre de cedente del crédito. La parte que recibe los derechos crediticios del crédito recibe el nombre de cesionario del crédito. En la cesión de créditos, el cedente no debe responder de la solvencia del deudor salvo si se ha pactado expresamente. Si se ha pactado, pueden suceder dos cosas: que se haya fijado un plazo de duración de la responsabilidad del cedente respecto a la solvencia del deudor o que no se haya fijado. Si no se ha fijado, se entiende que dicha responsabilidad tendrá un año de duración. Pasado ese tiempo, el cedente no deberá responder ante el cesionario de la solvencia del deudor. Lo más habitual, sin embargo, es que la responsabilidad del cedente sólo alcance a responder de la existencia y legitimidad del crédito que se desea ceder. El cesionario, […]

Seguir leyendo

Funcionamiento y organización Judicial

La consignación

Que no acostumbre a suceder no quiere decir que no pueda hacerlo. En ocasiones, un acreedor se niega a recibir la cosa debida. El deudor, en una situación así, se enfrenta a la imposibilidad de liberarse de la obligación contraída. Él quiere entregar lo que debe pero no puede hacerlo porque aquél a quien debe entregárselo se niega a recibirlo. ¿Qué hacer en una situación así? La ley recoge para esta situación la figura de la consignación. La consignación permite al deudor liberarse de la obligación contraída cuando algún obstáculo que no le es imputable se lo prohíbe o dificulta. El artículo 1.176.1 del Código Civil recoge la posibilidad de la consignación y señala cómo ésta libera al deudor de toda responsabilidad frente al acreedor. En cierto modo, lo que este artículo indica es que la consignación, es decir, la puesta de la cosa debida en manos de la Autoridad Judicial, es una forma de pago más. El Código Civil recoge también la posibilidad de la consignación, incluso en contra de la voluntad del acreedor y siempre que se realice ajustándose a Derecho, pueda ser realizada por un tercero. ¿A qué tipo de bienes se refiere el Código Civil al […]

Seguir leyendo

Impagados y deudas

El embargo: bienes embargables y bienes inembargables

Entre las estadísticas que quedan tras cada crisis económica y que pueden dar cuenta de la intensidad de la misma figura la de los embargos realizados. Preventivos o ejecutivos, los embargos tienen como finalidad el saldar con ellos una obligación ya declarada (en el caso de los primeros) o el salvaguardar el cumplimiento de una futura y previsible resolución (en el caso de la segunda). El embargo como tal es una declaración judicial en la que se señalan los bienes que van a utilizarse para saldar la deuda pendiente o para saldar la deuda que se prevé el embargado deberá satisfacer tras la finalización del juicio. ¿Cómo se conocen los bienes del embargado? Antes de realizar la declaración de embargo pueden darse diversas circunstancias: Que el demandante señale en la demanda una serie de bienes que, siendo de la propiedad del demandado, sean suficientes para saldar la deuda. En este caso será el Secretario Judicial (ahora Letrados de la Administración de Justicia) quien señale exactamente qué bienes de entre ellos serán los finalmente embargados. Que el demandante ignore los bienes del demandado. En este caso deberán acordarse medidas de investigación o localización de dichos bienes y el Letrado de la […]

Seguir leyendo

Impagados y deudas

El juicio monitorio

De entre los procesos civiles especiales hay uno especialmente orientado a conseguir el pago de deudas dinerarias sean del importe que sean. Ese proceso es el proceso monitorio y su finalidad es la obtención de un título de ejecución para hacer efectivo el cobro de una deuda. El proceso monitorio tiene una gran ventaja sobre otros tipos de juicios: su rapidez a la hora de solucionar los conflictos. Esa rapidez se hace efectiva cuando no se discuten los hechos de la pretensión, es decir: cuando el deudor reconoce la deuda reclamada. El juicio monitorio es, también, aquel procedimiento del que se sirven las Comunidades de Propietarios para reclamar el pago de las deudas contraídas por algún propietario de un inmueble de la Comunidad con las misma. La deuda a reclamar mediante el juicio monitorio debe ser una deuda dineraria, líquida, determinada, vencida, exigible y que pueda ser acreditada documentalmente. Si la deuda no puede ser acreditada mediante los documentos exigidos por la ley para el proceso monitorio, la reclamación del pago de la misma deberá realizarse mediante la incoación de un juicio verbal. Para iniciar un juicio monitorio no es preciso el uso de Abogado ni de Procurador siempre que […]

Seguir leyendo