Navegando Etiqueta

divorcio

Divorcios y separaciones

El convenio regulador

No hace demasiado dedicamos un post a la demanda de divorcio. En dicho post señalamos cómo al presentar la demanda de divorcio suele presentarse lo que se conoce como propuesta de convenio regulador. El convenio regulador es el documento que regula las obligaciones y derechos de cada uno de los cónyuges una vez que están divorciados. En el caso de los divorcios de mutuo acuerdo, la presentación de dicha propuesta es obligatoria. Eso no quiere decir que sea vinculante. Una vez presentada será revisada por el Fiscal (en caso de existir hijos comunes) y por el Juez. Será éste quien, finalmente, decida si dicha propuesta de convenio regulador se ajusta a la legalidad. Atendiendo a eso y al hecho de que el convenio regulador propuesto pueda perjudicar a una de las partes implicadas, el Juez decidirá aprobarlo íntegramente, denegar su aprobación o, en su caso, aprobarlo parcialmente. El convenio regulador debe contener los siguientes puntos: Atribución de la patria potestad La patria potestad es, simplificando, la capacidad de tomar decisiones acerca de los hijos. La patria potestad (a la que ya dedicamos un post en su momento) puede ser compartida por ambos progenitores o recaer sólo en uno de ellos. […]

Seguir leyendo

Divorcios y separaciones

La demanda de divorcio

Las demandas de divorcio se multiplican de manera muy significativa en los meses de vacaciones. Este hecho, constatable año tras año, tiene una clara explicación: la mayor convivencia en los meses vacacionales hace aflorar los problemas del matrimonio. Estos problemas, en ocasiones, se revelan irresolubles, y la idea del divorcio toma forma en la mente de la pareja. Teniendo en cuenta que acabamos de llegar de vacaciones y que pueden ser muchas las parejas que se enfrenten durante estas semanas a la toma definitiva de una decisión sobre su continuidad como matrimonio o no, vamos a apuntar en este post algunas claves que deberían tenerse en cuenta para, en caso de decidir encarar el divorcio, hacerlo de la mejor manera posible. De mutuo acuerdo o contencioso En primer lugar, la pareja que decida divorciarse debería realizar un esfuerzo por intentar hacerlo de mutuo acuerdo. En la mayor parte de los casos no será, seguramente, sencillo, pero el esfuerzo merece la pena, sobre todo cuando existen hijos de por medio. Hay que tener en cuenta que las diferencias entre un divorcio de mutuo acuerdo y un divorcio contencioso son notables. Para empezar, las medidas pactadas suelen cumplirse más y mejor cuando […]

Seguir leyendo

Divorcios y separaciones

Administración y liquidación de los bienes gananciales

Cualquier acto de disposición sobre los bienes gananciales requiere el consentimiento ambos cónyuges ya que la administración y gestión de aquéllos corresponde de forma conjunta a ambos. Esto no quiere de decir que, en casos de urgencia y de necesidad, y cuando tengan el carácter de extraordinarios, no pueda unos de los cónyuges realizar dichos gastos sin necesidad de tomar una decisión conjunta. Otra de las normas que están determinadas en el régimen de gananciales es la que hace referencia al modo de hacer testamento y disponer las herencias. Según dicha norma, los cónyuges pueden disponer por testamento de la mitad de los bienes gananciales. Esta posibilidad está limitada por una obligación: la de respetar las legítimas. También puede cada cónyuge, sin el consentimiento del otro pero sí con su conocimiento, disponer del dinero que le sea preciso según las circunstancias de la familia para el ejercicio de su profesión o la administración de los bienes privativos. Los actos de administración de los bienes y los de disposición (venta, alquiler, cesión, etc.) son válidos si el que dispone de ellos es el titular o dichos bienes se encuentran en su poder. Todo perjuicio a los intereses de la sociedad de […]

Seguir leyendo

Divorcios y separaciones

Régimen de visitas entre abuelos y nietos

Cada vez son más numerosas las quejas de los abuelos que no pueden ver a sus nietos. La ruptura matrimonial de los progenitores, la muerte de uno de ellos o las diferencias personales con los abuelos pueden dar lugar a que los nietos dejen de visitar el domicilio de los abuelos y cesen su contacto con ellos. Ante dicha situación, son muchos los abuelos que se preguntan si deben resignarse a esa situación o si, por el contrario, están asistidos por algún derecho que les permita reclamar judicialmente el contacto con los nietos. La jurisprudencia sobre este tema ha ido creciendo en los últimos años. Basándose fundamentalmente en el Ley 42/2003, de 21 de noviembre, de modificación del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil en relación a las relaciones familiares de los nietos con los abuelos, se entiende que el papel desarrollado por los abuelos respecto a los nietos es fundamental. Para empezar, se considera que los abuelos pueden servir para contrarrestar situaciones de hostilidad que se hayan generado entre los progenitores a raíz de la separación o el divorcio de los mismos. La familia, no hay que olvidarlo, es una de las instituciones sociales protegidas especial […]

Seguir leyendo

Herencias y testamentos

Sobre la legítima

Se conoce con el nombre de legítima a aquella porción de bienes de las que el testador no puede disponer libremente, ya que la ley la reserva para los herederos forzosos, salvo si alguno de éstos hubiera sido desheredado. Los herederos forzosos de un fallecido son (por este orden): los hijos y descendientes, los padres del fallecido (si no hay hijos) y el viudo o viuda. Al fallecer, los bienes de una persona se dividen en tres tercios. Uno de esos tercios es el tercio de legítima. Los otros dos, los de mejora y de libre disposición. El tercio de mejora puede emplearse para favorecer en especial a alguno de los hijos o descendientes. Si no se dispone sobre él, se entiende que se utiliza para incrementar globalmente la cuantía de la legítima. Para fijar el valor de la legítima se usa el valor de los bienes que queden en el momento del fallecimiento del testador deduciendo de ese importe las cargas y gravámenes, es decir, las deudas pendientes de pago, las hipotecas o los créditos pendientes de saldar, etc. La cuantía de la legítima, por su parte, variará dependiendo del número de herederos que concurran a la herencia. Dentro […]

Seguir leyendo

Divorcios y separaciones

Los pagos de la vivienda tras una ruptura

Una de las dudas que acostumbran a traer aparejado cada divorcio o cada separación es la de quién debe hacerse cargo de los gastos de la vivienda. Esa duda suele plantearse cuando a uno de los miembros de la pareja le ha sido adjudicada la vivienda para que viva en ella con los hijos custodios y no ha habido acuerdo escrito respecto a los gastos. Antes de decidir cualquier cosa al respecto y decidir quién debe pagar qué, hay que distinguir los distintos gastos que puede acarrear una vivienda. Éstos pueden dividirse, fundamentalmente, en dos grandes grupos: Gastos inherentes a la propiedad. Gastos derivados del uso de la propiedad. Como parece lógico concebir, los gastos derivados del uso de la vivienda deben ser sufragados por quien vive en ella y los gastos inherentes a la propiedad deberán ser sufragados por el propietario o los propietarios de la misma. Ahora bien… ¿cómo distinguir los gastos inherentes a la propiedad de los derivados de su uso? La distinción puede fundamentarse en motivos o argumentos muy aleatorios. Para aclarar un poco las dudas, daremos unas indicaciones sobre los criterios más extendidos entre los tribunales a la hora de distinguir unos de otros. Los […]

Seguir leyendo

Derecho de familia, Divorcios y separaciones

Bienes gananciales y bienes privativos

Cuando hablamos de régimen de gananciales lo estamos haciendo del régimen económico matrimonial por excelencia, el más habitual en el derecho común y el que rige en todo matrimonio (salvo en Catalunya y Baleares) si no se pacta cualquier otro en las capitulaciones matrimoniales. Según el régimen de gananciales, al casarse, hombre y mujer forman una sociedad de gananciales. La sociedad de gananciales no tiene, propiamente, personalidad jurídica. La sociedad de gananciales es una comunidad patrimonial en la que no se distinguen cuotas. La titularidad de todo lo que conforma la comunidad es una titularidad conjunta de ambos cónyuges. A través de dicha comunidad o sociedad, las ganancias o beneficios obtenidos de forma indistinta tanto por el marido como por la mujer se hacen comunes para ambos. En caso de disolución del matrimonio, dichos bienes se dividen por la mitad, y son atribuidos por mitad a cada uno de los cónyuges. Los bienes gananciales Los bienes gananciales vienen regulados en el artículo 1.347 del Código Civil. Según dicho artículo, dichos bienes son los siguientes: Los obtenidos por el trabajo o la industria de cualquiera de los cónyuges. A este grupo pertenecen los sueldos o lo que los cónyuges ganen por […]

Seguir leyendo

Derecho de familia, Divorcios y separaciones

Patria potestad versus guarda y custodia

En demasiadas ocasiones, y en matrimonios que están tramitando su divorcio, se produce una gran confusión entre lo que es la patria potestad y lo que es la guarda y custodia de los hijos. ¿Qué es la patria potestad? El término patria potestad hace referencia al conjunto de derechos y deberes de los padres para con sus hijos. Ese conjunto de derechos y deberes lleva aparejada la protección integral así como el desarrollo y cuidado de los hijos. La guarda, representación y administración de los bienes de esos hijos sería uno de esos deberes que vienen determinadas por la patria potestad. La patria potestad pues, bien sea por acuerdo de los padres o por imperativo judicial, puede ejercerse total o parcialmente. El ejercicio parcial de la patria potestad suele tener lugar cuando entre los progenitores se produce una grave e insalvable desavenencia respecto a algún aspecto relativo a la educación del menor. Por ejemplo: la elección del tipo de centro educativo al que acudirán los hijos puede acarrear esa disensión insuperable. El hecho de que la educación de los hijos sea laica o, por el contrario, religiosa, puede ser, perfectamente, causa de discordia entre dos excónyuges. También la despreocupación de […]

Seguir leyendo

Derecho de familia, Divorcios y separaciones

El régimen de separación de bienes

Que el régimen económico matrimonial de gananciales sea el más común en España no quiere decir que sea el más conveniente para todos los matrimonios. Los hay que, por sus características específicas y por interés fundamentalmente económico, optan por el régimen económico matrimonial de separación de bienes. Según este régimen económico, los bienes que se tuvieran antes del matrimonio y los que se adquieran después por cualquier título, pertenecen a cada cónyuge. Es decir: cada cónyuge conserva la propiedad de todos sus bienes, tanto de los obtenidos antes del matrimonio como de los obtenidos después. El cónyuge que genera unos determinados rendimientos es el único titular de los mismos. Cuando existen dudas sobre la propiedad de un bien o derecho, se procede a conceder la propiedad del mismo a ambos cónyuges, en este caso al 50% cada uno. El uso y disfrute de todos los bienes es otra de las características propias del régimen de separación de bienes. Eso quiere decir que el cónyuge propietario de un bien no necesita el consentimiento de su cónyuge para venderlos, alquilarlos, donarlos, etc. Salvo que se pacte algo diferente, lo común dentro del régimen de separación de bienes es que ambos cónyuges contribuyan […]

Seguir leyendo

Divorcios y separaciones

Sobre la pensión compensatoria

Cuando se habla de pensión compensatoria suele incurrirse en el error de pensar que es una especie de indemnización. No. La pensión compensatoria es, ante todo, un derecho. Este derecho asiste al cónyuge que, ante una crisis matrimonial, se encuentra en unas circunstancias que le han provocado un desequilibrio económico. Con la pensión compensatoria se intenta resarcir el daño objetivo que el divorcio o la separación causa en el cónyuge. La pensión compensatoria no se acuerda en ningún caso de oficio. Es decir: debe ser solicitada por el cónyuge que se considere afectado por el desequilibrio económico ocasionado por la separación o el divorcio. La solicitud de la pensión compensatoria deberá realizarse en el mismo momento en que se presenta la demanda inicial del procedimiento de separación matrimonial o divorcio ya que la postergación de esta solicitud puede llevar acarreada su denegación. Para realizar la solicitud de pensión compensatoria hay que estar asistido por Abogado y Procurador. Si los cónyuges carecen de medios para enfrentar los costes de estas figuras jurídicas tendrán derecho a solicitar justicia gratuita. Fijación de la pensión compensatoria Una vez probado el desequilibrio, la pensión compensatoria se concederá en una cantidad que, como mucho, igualará la […]

Seguir leyendo