677 00 00 **

Blog

1Ago, 15
incapacidad

Se dice que una persona sufre incapacidad laboral cuando, bien sea debido al hecho de sufrir una enfermedad o bien por haber padecido un accidente, la capacidad de esta persona para desempeñar un trabajo se ve disminuida.

Dependiendo del tiempo de duración de la incapacidad, ésta puede ser clasificada de dos maneras:

  • -La incapacidad temporal se correspondería, como su propio nombre indica, con la imposibilidad temporal para trabajar por parte del afectado. Éste precisará de la asistencia de la Seguridad Social durante todo el tiempo de su incapacidad. La imposibilidad para trabajar podría derivarse de una enfermedad común o de un accidente no laboral o podría ser debida a un accidente laboral o a una enfermedad derivada del ejercicio de la profesión. En el primer caso, el subsidio asistencial de la Seguridad Social empezará a cobrarse a partir del cuarto día de la baja. En el segundo caso, el subsidio se cobrará a partir del día siguiente.
  • -La incapacidad permanente, por su parte, se correspondería con aquella situación en la que el afectado ve reducida o anulada su capacidad para trabajar de una manera que se presupone definitiva. En este caso, la falta de ingresos del trabajador debe paliarse con una pensión contributiva.

Tipos de incapacidad permanente

El grado de afectación de la incapacidad laboral determinará, dentro del grupo de incapacidades permanentes, la tipología de la misma.

Hay cuatro tipos de incapacidad según sean las reducciones anatómicas o funcionales sufridas por el trabajador y que de manera directa afecten a su capacidad laboral:

  • -Incapacidad Permanente Parcial. En este caso, el trabajador se ve afectado por una disminución de su capacidad de al menos un 33%. Este trabajador puede realizar, sin embargo, las tareas fundamentales de su trabajo.
  • -Incapacidad Permanente Total. El trabajador no puede, en el caso de la incapacidad permanente total, realizar las tareas fundamentales de su profesión. Está incapacitado para ello debido al grado de disminución sufrido. Sí puede, no obstante, dedicarse a un trabajo distinto.
  • -Incapacidad Permanente Total Cualificada. En este caso, las condiciones que deben cumplirse para el reconocimiento de la incapacidad son semejantes a las necesarias en el caso anterior, es decir, el afectado podría trabajar en otro oficio o puesto de trabajo. Para que el reconocimiento de este tipo de incapacidad se produzca, además, es necesario que el afectado, y debido a una serie de razones, tenga grandes dificultades para acceder a ese otro tipo de empleo. Esas razones pueden fundamentarse en la edad, en el nivel de estudios, en la capacidad para desplazarse, etc.
  • -Incapacidad Permanente Absoluta. En el caso de la Incapacidad Permanente Absoluta, las afectaciones sufridas por el trabajador impiden al mismo la realización de cualquier tipo de trabajo.
  • -Gran Invalidez. Este grado de incapacidad se otorga en aquellos casos en los que el trabajador, además de no poder realizar trabajo alguno, necesita de la ayuda de una persona para realizar los actos más elementales de la vida cotidiana.

Tags: , ,

No Comments

Comments are closed.