677 00 00 **

Blog

15Jun, 16
mobbing

A principios de los años 90 empezó a introducirse en algunas legislaciones internacionales el concepto de mobbing. Creado por el científico sueco Heinz Leymann durante la década de los ochenta, con este nombre se pretende definir toda acción que conduce a producir miedo, terror, desánimo o desprecio en un trabajador hacia su trabajo.

El mobbing no hay que confundirlo con lo que se conoce como burn out o síndrome del quemado. Padece este síndrome la persona que, bien sea por volumen de trabajo que se soporta, bien por sus propias circunstancias físicas y psíquicas, se siente incapaz de desarrollarlo correctamente o padece debido a su realización un cansancio físico o psicológico que excede los límites de lo que se considera normal.

La persona que sufre mobbing o acoso laboral debe ser diferenciada también de lo que se conoce con el nombre de persona estresada. El estresado es aquella persona que acaba siendo más susceptible de lo normal a las tensiones del trabajo y debido a diversas circunstancias individuales o familiares.

El mobbing, al contrario que el burn out o el estrés, se produce de manera intencionada. Para delimitar los casos de mobbing y su gravedad hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  • El hostigamiento y la persecución.
  • La intensidad del mobbing.
  • Su extensión en el tiempo.
  • La intencionalidad de causar daño.

El mobbing puede darse tanto en empresas públicas como privadas y puede ser multidireccional. Es decir: el mobbing no sólo puede producirse desde arriba hacia abajo. No son siempre los superiores los acosadores laborales. El acoso laboral también puede darse entre compañeros de nivel equiparable, entre mandos intermedios e inferiores y también de inferiores hacia superiores.

Consecuencias del mobbing

Entre las consecuencias principales que pueden derivarse del mobbing son las siguientes:

  • Pérdida de autoestima.
  • Sentimiento de culpa.
  • Depresión.
  • Crisis de ansiedad.
  • Problemas físicos como pueden ser los trastornos del sueño, los trastornos gastrointestinales o desarreglos del sistema nervioso.
  • Consecuencias familiares que pueden afectar a las relaciones de pareja o a las relaciones entre padres e hijos.
  • Inadaptación social.
  • Dificultad para incorporarse a otros puestos de trabajo.

Respuesta al mobbing

Ante una situación de mobbing, el trabajador puede y debe poner en práctica diversas estrategias que sirvan para enfrentarse a él. Más allá de las recomendaciones psicológicas y prácticas que pueden darse para prevenir o enfrentarse al mobbing (y entre las que figurarían, por ejemplo, la de no resultar previsible en los comportamientos, la de actuar con decisión o la de ser directo a la hora de enfrentarse al acosador, así como la de buscar un apoyo dentro de la empresa, la de hablar siempre delante de testigos o la de intentar reaccionar de manera asertiva, y no emocional, a los ataques que se reciban), en esta sección queremos centrar nuestra atención en aquellos factores que tengan que ver con la respuesta jurídica y legal que el acosado laboralmente pueda dar al mobbing sufrido.

¿Qué debe hacer el trabajador acosado ante un caso de mobbing?

En primer lugar, intentar armarse psicológicamente para superar la situación de acoso laboral. Para conseguir este refuerzo psicológico puede resultar fundamental la ayuda de un profesional de la psicología que ayude a neutralizar y paliar los efectos del acoso.

Paralelamente a la realización de este primer paso de refuerzo psicológico, la víctima de mobbing debe poner los hechos en conocimiento del Comité de Seguridad y Salud de la empresa o del representante de los trabajadores para que se inicie una investigación discreta y objetiva.

La empresa, igualmente, debe ser informada de la situación de mobbing. Esta comunicación debe ser realizada por escrito y el acosado debe guardar una copia de dicha comunicación. Tras esta comunicación, el trabajador víctima de acoso laboral deberá solicitar la presencia de un asesor o sindical en cada una de las reuniones en las que participe.

Tras estos primeros pasos de comunicación del problema, el trabajador que padezca acoso laboral podrá recurrir a diversas instancias para denunciar el caso de mobbing.

Denuncia de mobbing en vía administrativa

La denuncia por mobbing en la vía administrativa se presenta ante la inspección de trabajo. En dicha denuncia se incluyen los hechos denunciados, los datos cronológicos, los nombres de las personas implicadas, la carta de comunicación a la empresa, los informes médicos y psicológicos que den cuenta de las consecuencias derivadas del acoso y todo lo que pueda servir para que el inspector de trabajo decida o bien intentar llegar a un acuerdo consensuado o bien iniciar un procedimiento sancionador.

Denuncia de mobbing en vía judicial

La opción de recurrir a la vía judicial puede ejecutarla el acosado laboralmente ante alguna de las siguientes jurisdicciones: la penal (en caso de que existan actos de coacción, agresión o amenazas), la social (siempre que el acosador sea el propio empresario), la civil (emprendiendo acciones de responsabilidad extracontractual contra el agresor o el empresario) o la contencioso-administrativa (en el caso de que el acosado sea funcionario público y el agresor alguno de sus superiores o compañeros de trabajo).

Acciones ante la Seguridad Social

En algunos casos, el mobbing puede conducir a que el acosado laboralmente sufra una enfermedad laboral que le incapacite para trabajar. En estos casos, la víctima del acoso laboral puede solicitar a la Seguridad Social el reconocimiento de la pensión correspondiente a dicha incapacidad. Para ello, el acosado necesitará de los informes médicos y psicológicos correspondientes para que su enfermedad o las secuelas del mobbing sean reconocidas médico y judicialmente.

En cualquier caso, la principal recomendación que podemos hacer a cualquier persona que sienta que está padeciendo una situación de mobbing o de acoso laboral es que acuda a solicitar la asesoría de un experto para que le asesore y guíe sobre los pasos a tomar dependiendo de sus circunstancias personales y de las características de la empresa en que trabaje.

Tags: , , , , ,

No Comments

Comments are closed.