677 00 00 **

Servicios

extrangeria-extrangero

Abogados para Asuntos de Extranjería

Facilitando sueños

Asesoramiento del inmigrante para la realización de todo tipo de trámites jurídico-administrativos

abogados-extrangeros“Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el término de un Estado.” (Artículo 13, Declaración de los Derechos Humanos)

Tal y como especifica la mención anterior de la Declaración de los Derechos Humanos, cualquier individuo tiene el derecho de hospedarse y vivir en el Estado que desee. Pero este derecho no es de fácil ejercicio. En numerosas ocasiones, las personas se encuentran con que se les ponen excesivas trabas para ejercerlo de una manera libre y completa.

Nuestros abogados expertos en legislación sobre extranjería podrán acompañar y guiar a los recién llegados a nuestro país en los distintos procedimientos que se requieran para normalizar legalmente su situación. Los abogados que forman parte de la plantilla de Barnabogado asesorán y guiarán legalmente con la mayor profesionalidad a todos aquellos que requieran de sus servicios.

abogados-extrangeriaDe entre todos los servicios concernientes a la extranjería, destacamos:
Procedimientos administrativos y civiles relacionados con la extranjería, inmigración y parecidos (visados, nacionalidad española, derecho de familia, derechos laborales, asistencia sanitaria, etc.)
Asistencia a extranjeros detenidos. Asistimos a los extranjeros detenidos, tanto en comisaría como en el juzgado en el caso de que se pretenda ingresarlo en un Centro de Internamiento de Extranjeros.
Procedimiento administrativo de expulsión y recursos ante la Jurisdicción Contencioso Administrativa.

Un caso real

Wilson J.P., natural de Ecuador, llegó a España hace siete años. Durante cuatro años trabajó como albañil no cualificado en una empresa de la construcción. Cuando la empresa cerró, Wilson quedó en paro y, aunque estuvo buscando faena, no consiguió encontrar un puesto de trabajo. La crisis y su escasa especialización profesional han hecho, seguramente, que sea así. Según afirma, Wilson hubiera vuelto a su país si hubiera contado con algunos ahorros con los que poder abrirse paso allí, pero eso no ha sido posible.

Cuando llegó el momento de solicitar la renovación del permiso de residencia, Wilson optó por no realizar dicha solicitud. El hecho de no poseer un puesto de trabajo hubiera dificultado la renovación y Wilson no había renunciado todavía a cumplir su “sueño español”. Al no solicitar dicha renovación, su permiso de residencia caducó y Wilson quedó en situación de ilegalidad.

A raíz de una solicitud de identificación por parte de la policía tras una pelea en un bar del barrio, Wilson fue detenido. La detención puso en marcha el mecanismo legal que la Ley de Extranjería prevé y recoge para llevar a cabo la expulsión de todos aquellos inmigrantes que, por una causa u otra, se encuentran en situación ilegal en territorio español.

Detenido, se le informó de la necesidad de ser asistido por un abogado mientras la Policía comenzaba a instruir el procedimiento preferente de expulsión. Fue entonces cuando Wilson recurrió a los servicios de Barnabogado.

El Juez de Primera Instancia e Instrucción ordenó el ingreso en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) y nuestro abogado presentó el recurso correspondiente ante la Audiencia Provincial. Presentadas las alegaciones e informes de los vecinos de Wilson en los que se daba cuenta de su carácter pacífico y de sus esfuerzos por buscar trabajo, así como de los propietarios del bar en que había tenido lugar la pelea, que declararon que Wilson no había tenido participación en la misma, Barnabogado consiguió la salida de Wilson del CIE.

Dictada finalmente la orden de expulsión, se interpuso el pertinente recurso contencioso-administrativo. Finalmente, se revocó la orden de expulsión y Wilson pudo permanecer en nuestro país. Actualmente trabaja como vigilante nocturno en un parquing y dispone de un nuevo permiso de residencia.