677 00 00 **

Servicios

mercantiles-societarios

Abogados para Asuntos Mercantiles y Societarios

De compra-ventas y fusiones

Asesoramiento mercantil para empresas que quieren navegar con calma en tiempos de zozobra

abogados-mercantilesLa globalización del mercado, el acelerado flujo financiero y la fragilidad económica derivada de la crisis obligan en la actualidad a muchas empresas a gestionar activa y constantemente sus activos principales con mucho cuidado.

Para hacerlo, es imprescindible contar con un buen asesoramiento mercantil que abarque desde la contratación mercantil, pasando por los derechos societarios, bancarios, financieros (etc.), hasta las fusiones y adquisiciones.

En Barnabogado asesoramos a nivel preventivo y judicial sobre todo tipo de operaciones mercantiles o contratos que su empresa pueda necesitar hacer para llevar a cabo sus proyectos.

Entre todos los servicios de este terreno de la abogacía, les destacamos los siguientes:
derechosocietario– Aumento y disminución del Capital.
Compraventa de acciones y participaciones.
– Responsabilidades del Administrador Societario.
Constitución de Sociedades.
– Asesoramiento y elaboración de Protocolos Familiares.
Concurso de acreedores.
– Establecimiento de filiales. Fusiones, adquisiciones, absorciones financieras, etc.
– Reclamaciones a las Entidades Aseguradoras y de Crédito.
Reclamaciones y recobros de deudas.
– Disoluciones y liquidaciones de sociedades.
Impugnaciones de Acuerdos Sociales.
– Defensa de los intereses de la minoría societaria y de la Junta de Accionistas.
– Derecho de Agencia, en conflictos entre agentes y empresa o viceversa. Indemnizaciones por falta de preaviso, daños y perjuicios, etc.
– Contratación y establecimiento de Acuerdos para-sociales en sociedades, contratos entre socios, etc.

Un caso real

Francisco J.P. heredó de su padre la empresa de la familia, dedicada a la fabricación de básculas médicas. Cuando la heredó, la empresa se encontraba en una situación saneada, pero la llegada de la crisis hizo que algunos de los clientes principales quebraran y, con ello, las ventas de la empresa de Francisco disminuyeran de manera drástica.

Para enfrentarse a esa situación, Francisco decidió actuar en una doble dirección. Por un lado, había que fabricar nuevos productos para, así, ampliar las posibilidades de venta. Por el otro, había que conseguir la financiación suficiente para hacer frente a ese impulso de expansión que debía servir para salvar la empresa.

La restricción del crédito bancario derivado de la crisis hizo que para Francisco no resultara sencillo encontrar la fuente de financiación necesaria para inyectar capital a sus planes comerciales. Fue entonces cuando se puso en contacto con Barnabogado para que nuestro equipo de abogados expertos en temas comerciales y mercantiles le asesoraran en lo que había de ser el medio que Francisco había decidido utilizar para conseguir el capital necesario para financiar sus proyectos empresariales. Ese medio iba a ser una ampliación de capital.

Barnabogado asesoró y guió a Francisco en las gestiones de búsquedas de socios fiables y en los trámites burocráticos necesarios para, una vez aprobado en Junta General el aumento de capital, hacerlo constar en escritura pública y registrar ésta en el Registro Mercantil.

Hecho esto, Francisco J.P. pudo, gracias a esta inyección de capital, ampliar el abanico de productos fabricados en su empresa, contratar nuevos comerciales y ampliar su cartera de clientes. Su empresa no sólo se salvó de una lenta agonía, sino que tomó nuevo impulso y aumentó sus beneficios. Desde entonces, Francisco J.P. tiene en Barnabogado un equipo de confianza para asesorarle y guiarle en todos los temas mercantiles y comerciales de su día a día como empresario.