677 00 00 **

Blog

28Dic, 15
sociedad civil privada

Dentro de las formas de asociación empresarial, la sociedad civil privada es, muy probablemente, la más sencilla de todas. La sociedad civil privada es una asociación de personas con un proyecto empresarial común.

Hay dos formas de participar en la sociedad. La primera de ellas es hacerlo como socios industriales. Esta forma de participación implica la obligación de aportar trabajo. La segunda de ellas es hacerlo como socios capitalistas, es decir, aportando capital o, en su defecto, algún tipo de bien.

La sociedad civil privada no se considera una sociedad mercantil. No posee personalidad jurídica propia, por lo que su tributación no se realiza por el impuesto de sociedades, sino que se realiza por el IRPF. A este respecto, sin embargo, se ha introducido una última modificación legal. Según esta modificación, las sociedades civiles con fines mercantiles tributarán por el impuesto de sociedades a partir del 1 de enero de 2016.

La opción de la sociedad civil privada, poco extendida, es recomendable para los pequeños negocios que apenas requieren inversión.

Constitución de la sociedad civil privada

En el contrato privado que recoge el nacimiento de la sociedad hay que indicar los siguientes datos:

  • Actividad del negocio.
  • Aportaciones de los socios, bien sean en dinero, bien lo sean en especie.
  • Porcentaje de participación que cada socio tiene en pérdidas o ganancias.
  • Sistema de administración y representación.
  • Causas de liquidación y disolución.

Es recomendable realizar el contrato privado recogiéndolo en escritura pública, sobre todo cuando se aportan inmuebles o derechos reales.

Realizado el contrato de constitución, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Darse de alta en Hacienda para obtener el CIF y, con él, darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas.
  • Pagar el Impuesto de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados.
  • Darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos y solicitar un número de patronal si se tiene previsto contratar a trabajadores por cuenta ajena.
  • Obtener la licencia de apertura municipal si fuera necesario.
  • Solicitar el libro de visitas.

Características de la sociedad civil privada

Para crear una sociedad civil privada es necesaria la participación de un mínimo de dos socios que deberán darse de alta como autónomos y que tendrán en todo momento una responsabilidad de carácter personal, mancomunada e ilimitada.

La actuación de la sociedad civil privada deberá ajustarse a lo ordenado por el Código Civil en cuanto a derechos y obligaciones y a lo que el Código de Comercio señale en materia mercantil.

La sociedad civil privada puede adquirir diversas formas de administración y representación:

  • administrador único,
  • administradores mancomunados,
  • administradores solidarios.

En el caso de la administración mancomunada, los socios deben firmar conjuntamente cualquier decisión. En el de la administración solidaria, la firma de un socio obliga a toda la sociedad.

¿Cuándo se extingue una sociedad civil privada?

La sociedad civil privada se extinguirá cuando se cumpla alguna de las circunstancias señaladas a continuación:

  • Cuando se cumpla el tiempo de duración estipulado en el contrato.
  • Cuando los socios no cumplan sus aportaciones.
  • Cuando uno de los socios muera, se declare insolvente o sea incapacitado.
  • Cuando se embargue el patrimonio social a causa de las deudas de un socio.

Tags: , , ,

No Comments

Comments are closed.