677 00 00 **

Blog

17Ene, 16
uso de abogado y procurador

No todos los juicios imponen la obligatoriedad de que las partes sean representadas por Abogado y Procurador. Si el primero es el encargado de realizar la defensa técnica, el segundo es el que ejerce las funciones de representante de la parte. Hay procedimientos que no requieren la presencia de alguna de estas figuras. La obligatoriedad de servirse de Abogado y Procurador varía según las diferentes órdenes del Derecho. Haremos un repaso de ellas y señalaremos aquellos casos en los que la asistencia de Abogado y Procurador sea necesaria.

Procesos civiles

La rama civil del Derecho es la que se encarga de velar para que se cumpla la legalidad en los vínculos privados entre personas físicas o jurídicas y para que se preserven los intereses del sujeto tanto a nivel patrimonial como a nivel moral.

Por regla general podemos afirmar que la asistencia de Abogado será siempre preceptiva en el orden civil menos en alguno de los casos siguientes:

  • Juicios verbales en los que se diriman cuantías que no superen los 2.000 euros.
  • Juicios universales en los que sólo quieran presentarse títulos de crédito o derechos.
  • Impugnaciones de resoluciones en materia de asistencia jurídica gratuita.
  • Peticiones iniciales en proceso monitorio.
  • Presentaciones de escritos en los que se solicite, con anterioridad al juicio, medidas urgentes o la suspensión de la vista o de algún tipo de actuaciones.

La asistencia de Procurador, por su parte, podrá obviarse cuando se produzcan algunas de las siguientes circunstancias:

  • Petición inicial de procedimientos monitorios.
  • Juicios verbales cuya cuantía no exceda de 2.000 euros.
  • Incidentes relativos a la impugnación de resoluciones referidas a la asistencia jurídica gratuita.
  • Presentaciones de escritos en los que se solicite, con anterioridad al juicio, medidas urgentes o la suspensión de la vista o de algún tipo de actuaciones.

Procesos penales

Los procesos penales están dirigidos a juzgar un crimen o delito.

El orden penal impone una obligatoriedad que, por ejemplo, no se da en el orden civil: la de que toda persona detenida tiene derecho a nombrar (o, en su defecto, a que le sea nombrado) un Abogado que pueda defenderla.

Todo proceso judicial penal exige la existencia de este abogado defensor que, además de representar al imputado, le informará de sus derechos, se entrevistará con él, solicitará la declaración y podrá ampliar todos aquellos extremos que, en el ejercicio de la defensa del imputado, él considere necesarios.

La asistencia de Procurador será preceptiva en aquellos casos en los que se acuerde apertura de juicio oral.

Procesos laborales

En el orden laboral se dirimen cuestiones que tienen que ver con las relaciones laborales. La función principal del orden jurisdiccional laboral es garantizar el cumplimiento de las obligaciones por parte de las personas que intervienen en una relación laboral.

La ley no determina que sea obligatoria la presencia de Abogado o Procurador en ningún proceso laboral. Esto no quiere decir que no sea aconsejable la asistencia de letrado en este tipo de procesos. La jurisdicción laboral es lo suficientemente complicada y enrevesada como para que no sea aconsejable no contar con la ayuda de un Abogado que pueda orientar y guiar al interesado para alcanzar sus objetivos en la mayor brevedad posible y de la manera más óptima para sus intereses.

Proceso contencioso-administrativo

En el orden contencioso-administrativo se solucionan conflictos existentes entre la Administración y los ciudadanos. La legislación contenciosa-administrativa señala como obligatoria la asistencia de Letrado. El Procurador, por su parte, será preceptivo cuando el asunto se dirima en un órgano colegiado, es decir, en el Tribunal Superior de Justicia o en la Audiencia Nacional.

Tags: , , ,

No Comments

Comments are closed.