677 00 00 **

Blog

6Abr, 16
tribunal supremo

En un post anterior ya dedicamos un espacio a analizar los diferentes órganos judiciales que, dentro del sistema judicial español, actúan en el ámbito de las Comunidades Autónomas. En esta ocasión vamos a centrar nuestra mirada en dos órganos judiciales que tienen jurisdicción en todo el territorio español. Estos dos órganos judiciales de jurisdicción nacional son la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo.

La Audiencia Nacional

La Audiencia Nacional es un Tribunal centralizado y especializado en el conocimiento de aquellas materias que le son atribuidas por Ley. Creada en 1977 en virtud del Real Decreto Ley 1/1977, la Audiencia Nacional se ocupa de una serie de delitos que, por su gravedad o relevancia social, le son especialmente destinados.

¿Qué delitos son éstos? Los de terrorismo, por ejemplo. Y los de crimen organizado, narcotráfico, delitos contra la Corona o aquellos delitos económicos que causan grave perjuicio a la economía nacional.

La Audiencia Nacional tiene también atribuciones que afectan al orden Social y al Contencioso-Administrativo. Las resoluciones de la Administración del Estado son fiscalizadas por la Audiencia Nacional, quien también se encarga de, por ejemplo, tratar las impugnaciones de convenios colectivos de ámbito territorial que exceda a los límites de una Comunidad Autónoma.

La Audiencia Nacional está integrada por seis juzgados centrales de instrucción penal y cuatro Salas (Penal, de Apelación, Social y Contencioso-Administrativo). Adscritos a la Audiencia Nacional se encuentran, también, doce juzgados centrales de lo contencioso, un juzgado central de lo penal y un Juzgado de Menores.

La Audiencia Nacional está presidida por su Presidente. Éste, que tiene la consideración de Presidente de sala del Tribunal Supremo, es preside nato de todas sus Salas y tiene entre sus atribuciones las de presidir las deliberaciones de la Sala de Gobierno, fijar el orden del día de la misma, autorizar los acuerdos o velar por el cumplimiento de las medidas adoptadas por el órgano gubernativo, entre otras.

El Tribunal Supremo

Entre los órganos judiciales españoles que tienen jurisdicción en todo el territorio del Estado se encuentra, en la cúspide del sistema judicial, el Tribunal Supremo.

El Tribunal Supremo es, en todos los órganos judiciales, el tribunal superior. En este sentido sólo existe una excepción: todo lo que tenga que ver con la garantía y salvaguarda de los derechos constitucionales deberá ser tratado por el Tribunal Constitucional.

Creado en 1812 por las Corts de Cádiz, el Tribunal Supremo constituye la cúpula del sistema de impugnaciones. Esa circunstancia lo convierte en el responsable máximo de la interpretación de jurisprudencia en España.

Entre las atribuciones del Tribunal Supremo están la de decidir los recursos de casación, los recursos de revisión y otros recursos extraordinarios; la de enjuiciar a miembros de los altos órganos del Estado y la de ocuparse de los procesos de declaración de ilegalización de los partidos políticos.

El Tribunal Supremo está compuesto por el Presidente del Tribunal Supremo, los cinco Presidentes de Sala y un total de setenta y cuatro Magistrados. Estos setenta y cuatro Magistrados son los que integran las distintas Salas ordinarias del Tribunal.

Las Salas del Tribunal Supremo funcionan siguiendo unas normas de funcionamiento que son aprobadas cada año por la Sala de Gobierno. Estas normas de funcionamiento (que también determinan el modo de reparto de los diferentes asuntos) son remitidas al Consejo General del Poder Judicial, que es el encargado de publicarlas en el BOE.

La Secretaría de Gobierno y el Gabinete Técnico del Tribunal Supremo se encargan de que el Tribunal Supremo pueda cumplir sus funciones. La Secretaría de Gobierno se encarga, entre otras funciones, de dirigir a los Secretarios Judiciales que trabajan en el Tribunal Supremo. En ella se integran, también, todos los funcionarios que prestan en ella sus servicios. Por su parte, el Gabinete Técnico del Tribunal Supremo se encarga de prestar asistencia a la Presidencia y a las diversas Salas. La elaboración de estudios e informes es, pues, la principal función de este órgano del Tribunal Supremo.

Tags: , , ,

No Comments

Comments are closed.