677 00 00 **

Blog

31May, 16
cheque

Recibe el nombre de cheque el documento mercantil que recoge la obligación de un banco o entidad de crédito de pagar, por orden de uno de sus clientes y con cargo a su cuenta bancaria, un determinado importe.

Requisitos formales del cheque

El cheque, para ajustarse a la legalidad, debe cumplir unos determinados requisitos formales. ¿Qué requisitos son ésos?

  • En primer lugar, recoger en el mismo documento o título la denominación de cheque.
  • Recoger el nombre de librado o entidad que ha de hacer frente al pago del importe recogido en el cheque y que no puede ser sino un banco o entidad financiera.
  • En el cheque debe figurar, también, el importe a pagar.
  • Incluir la firma del librador o persona física o jurídica que emite el cheque.

Junto a estos requisitos imprescindibles para dar validez al cheque deben cumplirse otros no esenciales ni imprescindibles.

La fecha de emisión de un cheque, por ejemplo, es un requisito no esencial. La fecha sirve, en principio, para computar el plazo de presentación al cobro del cheque. Pero éste puede emitirse sin fecha, “postdatado” (como si se tratara de un falso pagaré) o “antedatados”.

Cuando el cheque es emitido sin fecha, el beneficiario puede poner la fecha que desee. El cheque es un documento mercantil “a la vista”; es decir: puede cobrarse aun cuando posea una fecha de emisión posterior a la de su presentación al cobro. Repetimos: un cheque postdatado no es un pagaré ni se rige por sus mismos condicionantes.

Tampoco es imprescindible que figuren en el cheque los lugares de pago o emisión del mismo. Si no se designa específicamente el lugar de pago, se entenderá que el pago del mismo se efectuará en el lugar que figure junto al librado. Si éste no figura, se tomará como dirección de pago la del lugar de emisión. Si, por el contrario, no figura lugar de emisión, se entenderá como tal el que conste junto al emisor del cheque o librador.

El cheque es, siempre, un documento impreso por la entidad financiera correspondiente y va a cargo de una cuenta bancaria. Será esta entidad bancaria quien, tras firmar un contrato bancario con el propietario de la cuenta, hará frente al pago del cheque siempre que existan fondos suficientes para ello en la referida cuenta. Si no existieran fondos suficientes para hace frente al pago total del importe recogido en un cheque pero sí a una parte de dicho importe, la entidad bancaria está obligada a realizar un pago parcial del mismo y el tenedor no podrá oponerse al cobro de dicha parte.

En cualquier caso, quien deberá responder del pago del cheque será el librador.

Tipos de cheques

Existen múltiples tipos de cheques. Entre todos ellos, los más destacados son los siguientes:

  • Cheque al portador. En este cheque no se designa persona alguna, lo que implica que cualquiera que tenga el cheque en su poder podrá proceder a su cobro.
  • Cheque conformado. En este tipo de cheque, el banco o entidad financiera que actúa como librado garantiza la firma del librador y la existencia de fondos por la cuantía indicada en el cheque.
  • Cheque nominativo. Se conoce con este nombre todo cheque emitido a favor de una persona que queda claramente identificada con nombre y apellidos.
  • Cheque cruzado. El cheque cruzado, cheque barrado o cheque para abonar en cuenta (identificado por dos barras paralelas cruzadas en el anverso del mismo) sólo puede ser abonado mediante ingreso del mismo en la cuenta corriente del beneficiario. Este tipo de cheque se formaliza para evitar que un tercero pueda cobrarlo.

Endoso y aval de un cheque

Al igual que sucede con las letras de cambio, el cheque es un título cambiario que también puede endosarse. Para realizar el endoso deberá manifestarse y firmarse el mismo en el mismo cheque.

Quien firma el endoso recibe el nombre de endosante. La firma del endosante sirve para garantizar el pago a quienes acaben poseyendo el cheque. Para eludir esa garantía deberá incluirse, en el endoso, una cláusula que especifique el hecho de que dicho endoso carece de garantía.

La transmisión de un cheque al portador puede realizarse mediante un endoso o, en su defecto, mediante simple entrega del mismo.

Un endoso se realiza, siempre, sin condiciones, y se realiza por el valor total del cheque.

También, y al igual que sucede en el caso de la letra de cambio, el cheque permite la intervención, en su formalización, de la figura del avalista. El aval, que puede realizarse por la totalidad del importe del cheque o por una parte del mismo, deberá especificarse con la mención expresa de “aval” y deberá ser firmado por el avalista. Al consignar dicha firma deberá indicarse a quién se avala. Si esto no se consigna, se entenderá que se avala al librador.

La entidad bancaria o financiera que actúa como librado no podrá, en modo alguno, actuar como avalista del cheque.

El cheque, como título cambiario, presenta una serie de ventajas frente a otros documentos a la hora de reclamar la deuda reconocida en él. Esas ventajas son fundamentalmente dos (la de que el librado lo devuelva o la de instar a la vía de regreso) pero pueden perderse si el cheque no se presenta al cobro en un plazo determinado. ¿Qué plazo es ése? 15 días desde su emisión si ésta se ha producido en España; 20 si lo ha sido en Europa y 60 si ha tenido lugar en el resto de países. Si esos plazos transcurren sin que el cheque se haya presentado al cobro podrá darse alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que el librador revoque el pago del cheque dando orden a la entidad bancaria de no atenderlo.
  • Que el beneficiario pierda la acción de regreso contra los endosantes y sus avalistas.
  • Que el beneficiario pierda la acción de regreso contra el librador por falta de fondos en la cuenta corriente.

En cualquier caso, un cheque prescribe a los seis meses desde la finalización de dichos plazos, que siempre se computarán como días hábiles a contar desde el día que en el cheque figura como fecha de emisión. Si se desea interponer acciones judiciales contra un deudor por impago de un cheque deberá recurrirse al juicio cambiario y deberán iniciarse antes de transcurridos seis meses desde que se intentara cobrar el mismo.

Tags: , , ,

No Comments

Comments are closed.