677 00 00 **

Blog

14Ago, 16
pena de multa

Los delitos poco graves exigen una penalidad acorde a su gravedad. Las penas impuestas a estos tipos de delitos no pueden acarrear una privación de libertad pero, lógicamente, tampoco pueden quedar impunes. Para ellas queda reservada un tipo de pena que es la pena de multa.

Esta pena tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Entre las ventajas se destacaría el hecho de que la persona privada no queda fuera de la sociedad. Entre los inconvenientes, que el esfuerzo por cumplirla no será equiparable entre penados con muy diferentes situaciones económicas.

¿Cómo se establece la pena de multa?

La pena de multa puede consistir en la fijación de una suma global de dinero o en el establecimiento de un número indeterminado de cuotas con una periodicidad que puede ser diaria, semanal o mensual. Tradicionalmente, en España se utilizaba el primer sistema. Este sistema recibe el nombre de multa proporcional. Desde el Código Penal de 1995, sin embargo, se ha venido utilizando con mayor asiduidad el sistema de días-multa.

Cuando se sigue el sistema de días-multa, el Juez determina el número de cuotas y la cuantía de cada una de ellas. El número de cuotas depende, en la pena de multa, de la gravedad del hecho penado. La cuantía de la cuota, de las posibilidades económicas del penado.

La Ley es la encargada de delimitar el número de cuotas para cada delito o falta. Cuando la pena de multa se cuente por meses habrá que entender que éstos tienen treinta días. Los años, por su parte, son entendidos como períodos temporales de trescientos sesenta días. La duración deberá oscilar entre los 10 días y los 2 años. El incumplimiento en el pago de dos plazos determina el vencimiento de los restantes, que deberán ser pagados de una vez.

El Juez, intentando guiarse por criterios de salvaguarda del principio de igualdad, será el que determinará la cuantía de cada cuota en la pena de multa. Esa cuantía deberá oscilar entre dos y cuatrocientos euros en la cuota diaria y deberá ser fijada teniendo en cuenta única y exclusivamente la situación económica del penado. Para calificar de dicha situación económica el Juez deberá conocer y valorar el patrimonio, los ingresos, las obligaciones y cargas familiares y demás circunstancias personales del penado.

La decisión judicial referente al importe de las cuotas de una pena de multa y a los plazos de su pago puede ser modificada si varía sustancialmente la situación económica del penado. El Juez o Tribunal, atendiendo a dicha variación y constatada ésta, podrá modificar tanto el importe de las cuotas como los plazos de pago de la multa impuesta.

Impago de la pena de multa

Una vez fijada la pena de multa, si el penado no satisficiese el importe de la misma quedará sujeto a una “responsabilidad personal subsidiaria”. Este hecho hará que deba cumplir una pena de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas. Esta pena, cuando se trate de faltas, podrá ser cumplida mediante localización permanente o mediante trabajos en beneficio de la comunidad. Un día de arresto domiciliario o de trabajo comunitario por cada dos cuotas impagadas será el castigo que corresponda a aquel penado que no hubiese hecho frente al pago de la multa que le hubiera sido impuesta.

Tags:

No Comments

Comments are closed.